Los lenguajes documentales ante el paso de la organización de la realidad y el saber a la organización del conocimiento

Miguel Angel Esteban Navarro

Resumen


Se defiende la hipótesis de que el estudio de la historia del concepto y la tipología de los lenguajes documentales es necesario para construir un concepto de organización del conocimiento preciso y operativo desde una perspectiva documental. Tras discutir el carácter que presenta, se propone la necesidad de ensayar un análisis que atienda a la evolución de cuatro fenómenos: los centros de información y el contenido de los documentos, la concepción del mundo de los documentalistas, los sistemas de clasificación de los científicos y los conceptos de ordenar, clasificar y organizar. La adopción de una perspectiva interdisciplinar permite descubrir la utilidad del estudio histórico de la actividad de clasificación y del análisis de los sistemas, criterios y métodos de construcción de las clasificaciones, efectuados por una rama de la Epistemología: la Taxonomía. La historia del sistema de las ciencias desde Aristóteles hasta el siglo XX y la comparación de las semejanzas y diferencias entre las clasificaciones bibliográficas universales y las taxonomías científicas muestra que las primeras asumieron varios de los principales caracteres de éstas durante el siglo XIX, si bien su nacimiento también supuso un cambio revolucionario: el paso de la clasificación de los objetos, las ideas y los saberes a la clasificación de los conocimientos. Asimismo, su aparición resolvió algunos problemas epistemológicos planteados por esas clasificaciones en el siglo pasado. Sin embargo, el origen de los dos tipos principales de estructura de los lenguajes documentales, la jerárquica y la combinatoria, debe buscarse en la tradición bibliotecaria. Finalmente, se deducen fórmulas para la optimización de los instrumentos de representación y organización del conocimiento. La artificialidad y modificabilidad de todas las clasificaciones, con su consiguiente relatividad y precariedad, obligan a crear unas clasificaciones documentales flexibles, adaptados a su entorno y con capacidad de integración de los cambios que se producen en la realidad a organizar. (Autor)

Texto completo:

PDF